La diabetes afecta aproximadamente a 29 millones de americanos, y es la séptima causa de muerte en Estados Unidos. Esta enfermedad crónica aumenta rápidamente y esto se debe más que nada a la falta de cuidados en la alimentación.

Un interesante estudio longitudinal realizado en la Universidad de Michigan, propone que los hombres diabeticos con matrimonios tensos o de menor calidad tienen mayores posibilidades de manejar mejor la enfermedad y evitar o retrasar las complicaciones que deriva la diabetes.

diabetesLa investigación fue llevada a cabo por Hui Lui, profesor asociado de sociologia e investigador del fondo federal de la Universidad del Estado de Michigan. Hui explica: "Este estudio confronta las creencias tradicionales de que una baja calidad marital, tensiones, o conflictos emocionales en los matrimonios son proporcionalmente perjudiciales para la salud, principalmente en el caso de los hombres". Igualmente este estudio incita a distinguir y estudiar los diferentes tipos de relaciones maritales y su impacto en la salud. Las actitudes bien intencionadas como el instinto de protección y cuidado en la mujer, puede ser molesto y provocar hostilidad y estrés en los hombres, pero beneficiar su salud.

Liu y sus colegas analizaron los resultados de 1,288 matrimonios, fueron monitoreados, encuestados y sometidos a revisiones médicas durante 5 años. El rango de edad de los participantes al termino del estudio oscila entre los 57 y 87 años .

El hallazgo más impactante y controversial de dicho estudio fue que en el caso de los hombres, una reducción de calidad marital también redujo el riesgo de desarrollar diabetes y mejorar las probabilidades de un mejor manejo de la misma una vez diagnosticada. Esto se debe principalmente a que la diabetes requiere de un monitoreo y cuidados constantes, y las esposas imponen estos cuidados en sus esposos, lo que es bueno para la salud del enfermo pero pero en el plano matrimonial, se crea una tensión que va empeorando con el tiempo.

En el caso de las mujeres, un buen matrimonio reflejo estar relacionado con un riesgo más bajo de desarrollar diabetes, pues los hombres suelen ser mas desapegados al cuidado de la salud de sus cónyugues. Las mujeres parecen ser mas perceptivas que los hombres en la calidad de sus matrimonios y son más dadas a experimentar beneficios en su salud en un matrimonio con una buena calidad.

El estudio sugiere que esta problemática debe ser atendida con la implementación de politicas públicas diseñadas para educar y promover el bienestar matrimonial en el manejo de las enfermedades crónicas como la diabetes, y asi evitar el desgaste de las relaciones afectivas y al mismo tiempo mejorar los aspectos de salud.