La incapacidad parcial o total para que un hombre sostenga una erección funcional, que le permita sostener relaciones sexuales satisfactorias se conoce como disfunción eréctil. Las disfunción eréctil puede tener diferentes causas, por lo que se recomienda visitar a un médico especialista que identifique si los orígenes de tal condición corresponden a razones del tipo psicológico – emocional, o si por el contrario, se trata de un funcionamiento anatómico irregular de los órganos involucrados en la producción de la erección masculina.

disfunción eréctilPara este último caso, la ciencia médica ha desarrollado y mejorado continuamente tratamientos farmacológicos que le permiten a pacientes cuyo proceso fisiológico se encuentre afectado por diferentes circunstancias, temporales o permanentes, lograr una erección plenamente funcional y recuperar una vida sexual saludable. El medicamento por excelencia prescrito por miles de doctores en todo el mundo es el Citrato de Sildenafilo.

El Citrato de Sildenafilo, disponible al público bajo diferentes nombres comerciales en todo el mundo, fue originalmente creado como tratamiento para la hipertensión arterial, pero dados los efectos observados en la facilitación de las erecciones masculinas, fue orientado al tratamiento de la disfunción eréctil.

Mecanismo de acción

El Citrato de Sildenafilo actúa con un efecto farmacodinámico sobre una enzima fundamental en la función eréctil del hombre, inhibiendo la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5) la cual degrada el GMPc, que es la sustancia que controla la irrigación de sangre hacia el cuerpo cavernoso del pene. Ante la estimulación sexual, se activa el GMPc por lo que una mayor cantidad de sangre fluya hacia el pene, lo que hace que este se hinche y se produzca la erección. El Citrato de Sildenafilo, al bloquear parcialmente la acción de la PDE5, facilita el flujo de sangre hacia el pene, posibilitando la erección.

pde5 inhibitorsEl Sildenafilo es procesado por las enzimas hepáticas y excretado por los mecanismos de riñones e hígado. La duración de sus efectos puede prolongarse hasta por 48 horas, siempre en presencia de estimulación sexual. En ausencia de esta, el Sildenafilo no produce efectos de erecciones involuntarias.

El Citrato de Sildenafilo es un medicamento de absorción gástrica. Se estima que su efecto se produce entre 30 y 40 minutos luego de su ingestión, tiempo que demora en ser metabolizado por el hígado. Un paciente con ingesta regular de grasas, puede ver demorado el proceso de absorción del medicamento.

Las posibilidades farmacodinámicas y terapéuticas de este tratamiento han sido continuamente probadas y validadas por millones de hombres en todo el planeta durante varios años. Su uso, sin embargo, debe estar indicado por especialistas médicos por cuanto el medicamento está comercialmente disponible en presentaciones de diferentes dosis. Así mismo, es importante hacer notar que dados sus efectos sobre el flujo sanguíneo puede generar efectos secundarios. Algunas interacciones no recomendadas, cuando se ingiera Sildenafilo son:

  • · Ingesta de alcohol, por cuanto puede reducir el efecto del tratamiento.
  • · Alimentos ricos en grasa, por cuanto ralentizan la absorción y eficacia.
  • · Jóvenes o mujeres. Es importante en este punto hacer notar que el Citrato de Sildenafilo no es un afrodisíaco o un estimulador de la libido. Sus efectos terapéuticos han sido analizados y comprobados en hombres con condición de disfunción eréctil.

Efectos secundarios

Aun cuando son casos aislados, algunos pacientes que han ingerido Citrato de Sildenafilo han reportado efectos secundarios tales como:

  • · Priapismo, o erecciones demasiado prolongadas que pueden causar daños permanentes en el funcionamiento del pene.
  • · Pérdida o disminución súbita de la visión en uno o ambos ojos
  • · Pérdida o disminución súbita de la capacidad auditiva

En caso de presentarse alguna de las condiciones mencionadas, se recomienda detener el consumo del medicamento y consultar con su médico tratante.

Contraindicaciones

Se han identificado diferentes condiciones de salud incompatibles con la utilización del Citrato de Sildenafilo como tratamiento terapéutico y farmacológico para la disfunción eréctil. Entre ellos se cuentan:

  • · Hombres portadores de defectos anatómicos del pene o predispuestos al priapismo
  • · Pacientes que ingieran óxidos nítricos, nitratos o dadores de óxido nítrico, debido a que potencian efectos hipotensivos.
  • · Pacientes con insuficiencia hepática o renal severas

Dosis

El Citrato de Sildenafilo se encuentra comercialmente disponible en presentaciones de 25, 50 y 100mg. La dosis adecuada debe ser prescrita por el médico especialista en atención a la condición clínica del paciente, sin embargo, existe la certeza de que no se justifica la ingestión de dosis superiores a 100mg por no encontrarse eficacia adicional, pudiendo por el contrario, generarse eventos adversos. En cualquier caso, el diagnóstico de su médico dependerá de la calidad de la información aportada por el paciente en materia de sus antecedentes clínicos

Alerta!

Debido al éxito comercial del Citrato de Sildenafilo como tratamiento terapéutico para la disfunción eréctil, se han producido masivos intentos de falsificación del medicamento, así como la promoción y expendio de medicamentos que ofrecen similares resultados. Estos medicamentos, en su mayoría de condición ilegal, son un peligro para la salud.