La disfunción eréctil es un termino médico que se conoce como la incapacidad que tiene un hombre para lograr o mantener erecciones fuertes, firmes, y permanentes. Esta incapacidad hace que el hombre no pueda satisfacer completamente a su pareja en una relación sexual, por lo tanto la impotencia sexual genera mucha ansiedad, timidez, y depresión en la población masculina.

disfunción El término de impotencia sexual también se puede referir a otros aspectos que pueden influir en la incapacidad en mantener una vida sexual eficiente. La impotencia, o disfunción eréctil es un estado emocional que puede abarcar la falta de deseo sexual, y problemas con la reproducción de la vida humana. Otros de los problemas de disfunción sexual es que los hombres al no tener erecciones completas, se les dificulta poder llegar a un orgasmo.

Muchos pacientes pueden presentar una disfunción eréctil que representa una incapacidad total para tener una relación sexual, pero también hay otros pacientes que presentan erecciones débiles, que no satisfacen a su pareja completamente. La impotencia sexual es un tema que un hombre debe tratar con ayuda profesional, debido a que muchas veces este padecimiento puede ser causante de graves problemas emocionales, físicos, y la ruptura de una relación amorosa.

De acuerdo a datos estadísticos de gran importancia, se ha determinado que son millones de hombres que padecen de impotencia sexual, y visitan con frecuencia a su médico de confianza, para que les brinde la solución al problema que los está limitando en ser felices en su relación sentimental. Pero, los hombres que padecen de disfunción eréctil no deben de preocuparse, puesto que existen varios tratamientos que pueden controlar su falta de deseo sexual, y realmente estos tratamientos son muy eficientes.

Los profesionales de la salud son los encargados en brindar un tratamiento oportuno para poder controlar la impotencia sexual en la población masculina. Muchos de los tratamientos que se pueden encontrar en la actualidad es la utilización de medicamentos inyectables o el consumo de pastillas para tratar la disfunción eréctil. Todos estos tratamientos son muy apreciados por los hombres que desean que su relación sentimental sea estable, y pueda durar por la eternidad.

Cuales son las las causas de la disfunción sexual?

De acuerdo a estudios médicos los hombres mayores tienden a presentar problemas de erección conforme a una incapacidad física, causada por alguna enfermedad, o por una lesión, o por el consumo prolongado de ciertos medicamentos. Se ha determinado que cualquier lesión que dañe los nervios y genere un problema de flujo sanguíneo en el pene, puede causar la impotencia sexual. La disfunción eréctil es un padecimiento que aumenta conforme a la edad de cada paciente, y se puede establecer en un 5% en los hombres de 40 años de edad, y en un porcentaje que oscila entre un 15%, al 25% en los pacientes de 65 años de edad.

El proceso del organismo del hombre para que pueda tener una erección completa necesita de impulsos en los nervios del cerebro, eficiente flujo sanguíneo el área del pene, y buen funcionamiento en la columna vertebral. También juegan un papel de gran importancia los músculos, las venas, las arterias, y los tejidos fibrosos para que el hombre goce de buena salud sexual.

La causa más común de la disfunción eréctil son los daños a los nervios, las arterias, los tejidos fibrosos, y los músculos que sean producidos por enfermedades como la diabetes, afecciones de los riñones, arteriosclerosis, esclerosis múltiple, enfermedades cardiovasculares o neurológicas.

Las operaciones de la próstata pueden causar problemas de erección debido a que se pueden dañar los nervios, y las arterias del pene. Otros factores que pueden provocar la impotencia sexual son las lesiones en el pene, en la próstata, en la vejiga o en la columna vertebral. Los factores psicológicos como la ansiedad, la depresión y el estrés también pueden provocar problemas de impotencia en la población masculina.

Tratamiento de la disfunción eréctil

La población masculina debe realizar actividades sanas y recreativas para que puedan gozar de una vida sexual plena. Los hombres deben comer saludablemente, hacer ejercicios con regularidad, y descansar correctamente para que estén libres de estrés. Los pacientes que padecen de alguna disfunción sexual deben buscar la ayuda de profesionales de salud como los urólogos, los psiquiatras, o cardiólgos, para que los evalúen y les brinden el tratamiento adecuado para que pueden controlar este grave padecimiento.

Los hombres tienen que buscar las mejores alternativas que les permitan tener una vida sexual óptima para que puedan complacer completamente a su pareja en la intimidad. Los pacientes con disfunción eréctil deben sentirse tranquilos, y buscar la compresión de su pareja para que ambos puedan buscar el tratamiento ideal que les permita gozar de felicidad, y puedan controlar alguna disfunción sexual que padezcan.