El Addyi es un fármaco que fue diseñado para el tratamiento del Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo (TDSH), mal que aqueja a una de cada diez mujeres norteamericanas, según cifras de la Sociedad para la Investigación sobre la Salud Femenina (Society for Women's Health Research.), y consiste en una ausencia reiterada por parte de la mujer en cuanto a la realización de actividades sexuales en general antes de la menopausia; lo cual tiene un impacto sobre la esfera psicológica de quién padece dicho trastorno así como en su pareja, según afirma la Dra. Francisco Molera, vicepresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS). 

generico addyiAunque al Addyi sea denominado también “Viagra Rosa”, se diferencia del Viagra en cuanto a que este último consiste en una píldora que pueden tomar, antes del acto sexual, los hombres que padecen de disfunción eréctil, para poder alcanzar y sostener una erección suficientemente rígida que permita llevar a cabo dicho acto sexual; en cambio, el Addyi es una píldora que la mujer tendría que tomar diariamente como parte de un tratamiento del descrito Trastorno del Deseo Sexual Hipoactivo, y tiene por efecto actuar sobre los neurotransmisores cerebrales femeninos, a través de su principio activo, denominado flibanserina, el cual interactúa con las sustancias químicas cerebrales que están relacionadas con el apetito y el estado anímico, de forma similar a un antidepresivo. 

addyi EspañaA pesar de que, no está muy claro a la presente fecha la razón exacta de la eficacia del Addyi, según expertos, la misma estriba en que dicho fármaco produce un incremento en la dopamina, sustancia producida a nivel cerebral que tiene que ver con el apetito, así como en los niveles de la norepinefrina, que cumple múltiples funciones fisiológicas; y, por otro lado, reduce la serotonina, hormona que está vinculada a la sensación de saciedad. 

Nótese que antes de que fuere aprobada la comercialización de Addyi en el año 2015, la falta de libido femenina era tratada únicamente por medio de terapia psicológica y con la ingesta de testosterona y estrógeno. En efecto, la comercialización de este fármaco necesito de un largo proceso pues la Agencia de Drogas y Alimentos norteamericana (FDA) rechazó su aprobación durante los años 2010 y 2013, por considerar que no habían pruebas concluyentes sobre sus ventajas, hecho aunado de los efectos adversos que dicho fármaco produce; a saber: mareos, náuseas y somnolencia. Es justamente a causa de dichos efectos secundarios que, aunque hoy en día puede conseguirse el Addyi en cualquier farmacia, el mismo solo puede ser adquirido mediante prescripción médica realizada por profesionales que hayan recibido un entrenamiento sobre el mismo.

Finalmente, en estudios realizados en el año 2015 por JAMA, una muy reconocida revista médica, se analizó la eficacia de la flibanserina (el denominado principio activo del Addyi) para tratar el TDSH en una población de 6000 mujeres. En dicho estudio se concluyó que sus efectos eran muy poco beneficiosos y que, en cambio, hubo una manifestación importante de sus ya mencionados efectos secundarios.